5.3.09

Cambio de perspectivas

Cuantas veces hemos visto en la tipica peli americana, la reunión de antiguos alumnos y todos los problemas que ello conlleva. Pensamos que puede resultar exagerada tanta preocupación,hasta que te llega a ti el momento de verte en la misma diatriba.

Hace 12 años que salí de mi colegio, he mantenido el contacto con algunas compañeras, con otras me he ido reencontrando a lo largo de los años por circunstancias de la vida, pero a otras, como es normal hace siglos que ni nos vemos ni nos entendemos.

Con el invento este del Tuenti y todos los jaleos, hemos ido contactando algunas, y rebuscando en el baul de los recuerdos, hemos ido minando nuestra reputación de mujeres hechas y derechas notablemente mejoradas como el buen vino con el paso de los años . A veces ves algunas y te echas las manos a la cabeza, al ver las pintas que teniamos cuando eramos unas mocosas, pero luego lo ves desde la distancia y recuerdas los buenos momentos vividos a pesar de lo que pudieramos habernos quejado por entonces.

Se planteó la posibilidad de hacer un almuerzo de reencuentro, cosa que se ha puesto en marcha con la ilusión de todas las implicadas, y a medida que se acerca la fecha, te entra un gusanillo y una euforia que nos está contagiando a todas.

Y ahora llegamos al punto donde me toca explicar el titulo de esta entrada. Cierto es, y el que diga que no, miente como un condenado, que la etapa escolar está llena de momentos buenos y no tan buenos, que en una clase de 40 alumnas, es dificil que todo el mundo se lleve bien, pero con el paso de los años y a medida que una va madurando es capaz de ver las cosas de otra forma totalmente diferente.

El momento que atravieso en mi vida, no es precisamente para presumir de él, pero ahí es donde mucha gente cae en el error. Este tipo de reuniones no se hacen para andar alardeando delante de la gente de las cosas que tienes, de las que dejas de tener y de lo que se supone que te hace fabulosa y super divina, este tipo de cosas te sirven para rememorar lo que fuiste, ser consciente de lo que eres y asumir que nadie va a ir a juzgarte ni por tus meritos ni tus desdichas. Lo único que una debe llevar es la mente predispuesta a pasarlo lo mejor posible y así será posible que llegues a lograrlo.

De aquí a entonces, esperemos que todo siga igual y sea una autentico exito!!!

3 comentarios:

Manu dijo...

se tu misma en todo momento, haz lo que tu corazon te diga pero que lo apruebe tu cabeza, ya me entiendes, pero que tu personalidad nunca cambie. lo mejor del mundo es tener la conciencia tranquila con uno mismo.

un beso y buen fin de semana!!

Irene Jansen dijo...

Es curioso. Yo también voy a una reunión de antiguos alumnos, y la verdad es que la idea en sí no me apetece nada. Hay algunas personas -pocas, para qué engañarnos- a las que me apetece volver a ver. Algunas de las que ni me acuerdo. Pero si miro atrás esa es una etapa que no me gusta recordar y en la que no fui feliz. Pero voy a ir, porque me he convencido a mí misma que asumir que esa etapa tan horrible pasó y no tengo que esconderla bajo la alfombra, porque ahora estoy bien y, aunque mi vida no es para nada perfecta, soy feliz, que ya es mucho...

AmaRose dijo...

que casualidad no????jajajajaja.ya vras como lo pasamos bien